¿Podemos hablar de Belladona of Sadness?

Esta magnífica historia de Eiichi Yamamoto nos habla sobre empoderamiento femenino, reapropiarse de la sexualidad y como un trauma devastador puede llevarnos a encontrar un sendero de luz en nuestro interior.

Póster original, 1973.

La película se sitúa durante la Edad Media donde Jeanne es una hermosa campesina recién casada que se ve sometida a la desgracia del «ius primae noctis» o «derecho de pernada» de su señor feudal y es brutalmente violada en su primera noche de bodas. Esto destruye la vida que conocía y finalmente es desterrada de su aldea.

Escena de la película.

Es aquí cuando aparece frente a ella un ser diminuto, con forma de falo, que se identifica como el Diablo y le propone a Jeanne poder y venganza para convertirse en una bruja a cambio de que la deje alimentarse de su rabia. Esta escena, como podemos adivinar por la forma de dicho demonio, es una de las más eróticas después de lo que ella sufre. Posteriormente, veremos el proceso de curación y empoderamiento de nuestra protagonista a base de una sucesión de eventos.

La única forma de Jeanne para recuperarse después de la violación es reclamando su sexualidad y dándose permiso para poseer el placer que su cuerpo puede producir. Este dilema es una lucha constante entre lxs supervivientes: el odio y la vergüenza versus el deseo y el control de la propia sexualidad. Más tarde Jeanne encontrará sentido en ayudar a otros a superar su dolor mediante el sexo, la empatía y el amor. Esto nos quiere demostrar que el trauma, una vez reconocido y reconciliado desde adentro, puede despertar una nueva fuerza dentro de nosotros y la posibilidad de llevar este mensaje a otros.

Encuentro interesante las metáforas que se utilizan para narrar la historia: El Diablo no es más que la propia proyección de Jeanne para recuperar lo que ha perdido de sí misma después de la violación. El ser una bruja es la culminación de su deseo de empoderamiento. Una bruja es una mujer libre sexualmente, libre de la presión social y los designios divinos (la religión).

La película está inspirada visualmente en la obra de Klimt con una temática brutal, cargada de simbolismo que nos cuestiona y nos enfrenta.

Escena de la película.

Ficha Técnica.

Título original: Kanashimi no Beradona.

 Año: 1973

Duración: 100 minutos.

País: Japón.

Dirección: Eiichi Yamamoto.

Guión: Yoshiyuki Fukuda, Eiichi Yamamoto.

Música: Masahiko Satô.

Productora: Mushi Productions / Nippon Herald.

Género: Animación. Drama. Fantasía. Cine underground. Cinde de culto.

3 comentarios

  1. Muy buena entrada y comentario sobre la película. Una cinta anime con una temática deslimitadora y por qué no decirlo, feminista, en 1973 no era para nada la norma. Sin duda subvierte muchos prejuicios que se han creado (a veces de forma merecida) sobre este medio que tanto nos gusta.

    Muy querida también entre el equipo de Aki no Anime. Gracias por tratarla. ^^

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s