El feminismo y Corea del Sur | Reseña Kim Ji Young, nacida en 1982 de Cho Nam Joo

Título original: 82년생 김지영

Autora: Cho NamJoo.

Año de edición: 2019

Páginas: 156.

Editorial: Alfaguara.

Consíguelo en: El Sotano, Amazon.

Kim Ji Young, nacida en 1982 se publicó por primera vez en el año 2016 e inmediatamente se convirtió en un fenómeno de carácter social porque llevó las preocupaciones de las mujeres surcoreanas a un debate público. A lo largo de sus 156 páginas, la autora Cho Nam Joo, logró realizar un retrato perfecto de la violencia y discriminación que viven en Corea del Sur, uno de los países más marcados por la desigualdad.

La protagonista es Kim Ji Young, tiene 33 años y el nombre más común de Corea. Ella parece una mujer normal. Una madre normal, una hija normal, una esposa normal. Relegada a su vida de ama de casa, Ji Young hace malabares para dejar a su hija en la guardería, ordenar, limpiar y cocinar, ir a buscar a la niña, bañarla, acostarla. Dejó su trabajo en una empresa de marketing para dedicarse por completo a su hija, mientras su marido, Dae Hyun, trabaja para mantener a la familia. Ambos han asumido perfectamente los roles de género que les impone la sociedad y viven en aparente armonía. Un día, Dae Hyun llega a su casa y encuentra a Ji Young comportándose de una manera extraña: ella comienza a hablar con las voces de su madre, de una amiga fallecida y otras mujeres más. Lo que al principio parece un atisbo de enfermedad mental, otro tema tabú en el país, resulta ser la forma en la que Ji Young se rebela contra el rol que le fue asignado.

En octubre de 2019, el libro volvió a apoderarse de las vitrinas tras el estreno de su adaptación al cine, en un film dirigido por Kim Do Young y protagonizado por los conocidos actores Jung Yoo Mi y Gong Yoo. Y sí, fue Yoo Mi quien recibió las peores críticas por aceptar el papel. Además se sumaron peticiones al presidente para no permitir el estreno de la película y miles de usuarios que, incluso antes de su lanzamiento, comenzaron a dejar reseñas negativas en distintos sitios web. Idols femeninas fueron agredidas en internet por haber declarado que leyeron el libro mientras que a los idols masculinos se les exhortaba pacientemente a no leerlo.

Pero, ¿de dónde viene la ira contra este libro?

La raíz del machismo

El machismo en Corea del Sur tiene su raíz en el Confucionismo, una ideología instaurada en los años 500 a.C. en China. En Corea, el confucionismo ha estado presente en todos los ámbitos de la vida cotidiana desde su adopción en la época de los Tres Reinos de la antigua Corea (57 a.C.- 668 d.C.). La base de esta doctrina es entender al país como una gran familia, los valores de la familia, son los valores del país; provocando una sociedad jerárquica y vertical: En el país, primero es el rey; en la familia, el padre. Y si no está el padre, el hijo mayor.

El papel de la mujer es más bien entendido como hija-esposa-madre-abuela, nunca un ser individual y autónomo. Una vez que la mujer se casa, pertenece a la familia del marido. Mostrando así que las mujeres nunca podrán ser dueñas de sí mismas.

El camino hacia los derechos de las mujeres

En los últimos años el feminismo en Corea del Sur ha tomado fuerza. Actualmente cada vez más mujeres están interesadas en cuestionar las costumbres a las que han sido sometidas. A partir del 2015 devinieron una serie de sucesos que establecieron lo que hoy sería para el país: La Nueva Ola del Feminismo.

2015, Asesinato en Gangnam: Un hombre de 30 años asesinó, de varias puñaladas en el pecho, a una mujer dentro de un baño público cerca de la estación de Gangnam. El hombre estuvo acechando fuera del baño durante una hora, dejando pasar a grupos de personas y hombres, hasta que se topó con la mujer de 24 años. Al ser detenido simplemente dijo que la mató porque odiaba a todas las mujeres. No obstante, aunque el hombre se declaró públicamente misógino y la Fiscalía exigió cadena perpetua, la Corte consideró que al padecer el hombre de esquizofrenia, no se podía considerar este crimen como violencia de género, así que lo sentenciaron a 30 años de prisión. Esto generó generó fuertes debates sobre la misoginia, los delitos de odio y la falta de igualdad de género en Corea del Sur. Después del incidente, la salida 10 en la estación Gangnam se ha convertido en un sitio simbólico para el feminismo surcoreano.

2018, #MeToo: En este año la ola del movimiento #MeToo irrumpió con fuerza en el país por diversas acusaciones de abusos y violaciones contra prominentes figuras del mundo de la cultura o la política. Todo inició con Seo Ji Hyun, una fiscal, que denunció en televisión abierta la situación de abuso que vivió en 2010 por parte de un alto funcionario del Ministerio de Justicia. Las activistas surcoreanas consideran que la chispa que necesitaba el movimiento para prender en este país era una muestra de valentía como la de Seo Ji Hyun en un espacio público.

Seo Ji-hyun, iniciadora del movimiento MeToo en Corea del Sur, 

2018, Marcha contra el Molka: Al grito de “¡Mi cuerpo no es tu porno!”, cerca de 70,000 mujeres se reunieron en la Plaza Gwanghwamun en Seúl para exigir que las autoridades pusieran un alto al Molka*, que significa literalmente cámara oculta en coreano; y a los hombres que grababan en secreto a las mujeres en baños públicos, en escuelas, en oficinas o en trenes, y después lo compartían en la web. El número de denuncias de este tipo de delitos cometidos con cámaras espías pasó de unos 1.100 en 2010 a más de 6.500 el año pasado y los acusados incluyen a maestros de escuela, profesores universitarios, sacerdotes e incluso a un juez. Las manifestantes pidieron al gobierno que se endurezcan los castigos para los autores de los videos, la mayoría de los cuales son simplemente multados o condenados a prisión con penas en suspenso, y que cierre las páginas web que difunden las imágenes.

2019, Ley del aborto: En abril de ese año, el Tribunal Constitucional ordenó modificar antes de finales de 2020 la ley de 1953 que reprime la interrupción voluntaria del embarazo, dictaminando anticonstitucional la prohibición del aborto en Corea del Sur. Esto fue considerado un logro histórico en favor de las mujeres surcoreanas.

Una mujer que son todas las mujeres

A través de la historia de Kim Ji Young las lectoras de todo el mundo se reconocen; una mujer que no sólo tiene el nombre más común de Corea del Sur, sino también la vida más común para la mayoría de nosotras: la de la desigualdad, la discriminación y la violencia.

Es el relato acerca de la vida de una mujer surcoreana pero que refleja de manera realista el machismo y la desigualdad de género que deben enfrentar las mujeres desde muy pequeñas. A pesar de ser un relato de ficción, las situaciones narradas no lo son, tocando temas como la discriminación a favor de los varones en los colegios, situaciones de acoso sexual donde se responsabiliza y culpa a la víctima, los abortos selectivos de niñas y el gravísimo problema de evitar que las mujeres decidan sobre sus propios cuerpos. Es un relato que, a pesar de que refleja a las mujeres de una generación, nos deja con una sensación de frustración porque la problemática, en Corea del Sur y en cualquier parte del mundo, sigue siendo la misma.

La autora Cho Nam Joo ha asegurado haber retratado una vida parecida a la suya y a otras mujeres cercanas a ella. Y en eso radica el éxito del libro, porque ha contado la historia de la que nadie ha querido hablar en su país. A pesar de que la sociedad coreana dice que la situación no es tan grave, que hay grandes avances en materia de igualdad de género. En un momento clave para la conservadora sociedad surcoreana, en medio de críticas y ataques contra este tipo de historias, las mujeres salen a la calle para manifestarse en contra de feminicidios y para exigir mejores condiciones de vida. La intención de Nam Joo era llegar a las más mujeres posibles y como hemos visto, en los años posteriores a la publicación del libro, tal parece que lo logró.

Yo soy madre de una niña cinco años mayor que la hija de Kim Ji Young. Ella dice que de mayor quiere ser astronauta, científica y escritora. Cuando mi hija crezca el mundo debe ser un lugar mejor para vivir. Confío en que sea así y en que mi trabajo consista en tratar de cambiarlo para bien, para que todas las hijas de este mundo puedan lograr un mayor crecimiento, llegar más alto y alcanzar sueños más grandiosos.

Cho Nam Joo, Nota de la autora en “Kim Ji Young, nacida en 1982” (2016).

Ji Young habla con las voces de sus compañeras, de sus amigas, de su hermana, de su madre, de todas las mujeres que estuvieron y están en su vida, porque todas ellas fueron ignoradas y silenciadas. Y sólo el hecho de alzar la voz, en un país donde callar es una virtud, es en sí mismo un acto transgresor.

Cho Nam Joo (Seúl, Corea del Sur, 1978)

*Molka(몰카), abreviación de 몰래 카메라 (mollae camera).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s