Cumbres Borrascosas no es una historia de amor | Deconstruyendo historias

Un hombre llega a Cumbres Borrascosas, una lúgubre mansión en los páramos de Yorkshire. Su casero, el adusto señor Heathcliff, le alquila La Granja de los Tordos, la finca vecina. La historia recorre la vida de los habitantes de ambas casonas durante una treintena de años, por lo que vemos nacer, morir, casarse y tener hijos a muchos personajes. Esto ayuda a dar profundidad a la obra, pues los rencores y las enemistades trascienden al tiempo. El resultado es una obra literaria de una intensidad emocional, espiritual y metafísica pocas veces vista.

Cumbres Borrascosas (1847) es una historia de fantasmas, odio y venganza. No hay ningún personaje en esta novela por el cual el lector pueda sentir la más mínima empatía. No provocan amor, simpatía o ternura en ningún momento. Sin embargo, de alguna manera, Emily Brontë logra que nos interesemos por todo lo que les sucede y con esto, desarrolló una de las narraciones más fascinantes de la literatura inglesa. También es una de las novelas más violentas del siglo XIX: los personajes se agreden verbal y físicamente, y perpetran actos de una crueldad, basados principalmente en el maltrato psicológico y emocional. La novela incluye flagrantes abandonos a enfermos terminales, secuestros, palizas, intentos de asesinato, humillaciones morales y hasta actos de necrofilia.

Emily Brontë es una de las tres, ahora famosas, hermanas Brontë, y a diferencia de sus hermanas sólo escribió ésta novela. Primero fue publicada bajo el pseudónimo de Ellis Bell y por mucho tiempo también se atribuyó a su hermano Brandwell. Esto debido a que no se creía que una mujer, mucho menos una tan joven, pudiera comprender y escribir sobre la maldad humana. ¿Les suena? Es justo lo que sucedió con el Frankenstein de Mary Shelley.

¿Por qué se piensa que es una historia de amor?

A pesar de que la historia cuenta con todos los elementos que componen a la novela gótica; atmósferas de misterio y suspenso, maldiciones, pasiones desenfrenadas, ambientación ligada a las emociones de los personajes y casonas enormes y tenebrosas, desde su primera publicación se trató de enfocar la atención de los lectores en la relación entre Catherine y Heathcliff. 

Como dice Joanna Russ, en su libro Cómo acabar con la escritura de las mujeres (1983): “La historia de la literatura perpetúa el círculo vicioso por el que las mujeres virtuosas no podían saber lo suficiente de la vida como para escribir bien, mientras que aquellas que sabían lo suficiente de la vida como para escribir bien, no podían ser virtuosas”. La negación de la autoría es una de las estrategias que se ha utilizado para borrar la escritura de las mujeres. Por tanto, Emily era demasiado joven y demasiado mujer como para tener la capacidad de escribir una novela de la talla de Cumbres Borrascosas.

Y en los años siguientes, porque todxs sabemos que las historias de amor venden más, las adaptaciones cinematográficas para Cumbres Borrascosas siempre se centraron en el trágico romance: una pareja de enamorados, que no pueden estar juntos debido a la diferencia de clases, terminan viviendo una historia que trasciende el plano terrenal. 

Estructura

La estructura novedosa de la narrativa fue una de las principales razones por la que la novela no tuvo gran aceptación en sus inicios. Empezando por capas y capas, que se meten una dentro de otra debido al juego de narradores que hace la autora, la historia inicia con el señor Lockwood, el nuevo inquilino de la Granja de los Tordos, que visita la finca vecina de Cumbres Borrascosas. A su regreso, anonadado por lo curioso personajes que habitan el lugar, todos rudos y maleducados, pide a la sirvienta, Nelly Dean, que le hable sobre ellos.

El señor Lockwood, desde el presente, y Nelly Dean desde el pasado, serán los narradores principales de la historia por lo que todo lo que leemos viene directamente desde sus perspectivas y experiencias directas con los otros personajes. Quizá esto contribuye a que en varios momentos sentimos que se pierde gran parte de la historia. Por ejemplo, el momento en el que Heathcliff entra a la habitación donde yace el cadáver de Catherine; no sabemos lo que pasó porque Nelly sale, pero podemos suponerlo.

Con Nelly Dean tenemos la narración más larga de todas, ya que se remonta a la historia de los personajes treinta años atrás. Contiene largas conversaciones en las que Catherine Earnshaw relata sus vivencias con Heathcliff desde su llegada a Cumbres Borrascosas cuando eran niños, la vida de Catherine después de casarse con Edgar y mudarse a La Granja de los Tordos, las cartas tormentosas que recibe de Isabella Linton tras su boda con Heathcliff. 

En el último tercio de la historia, con la muerte de Catherine Earnshaw, seguimos las vivencias de Cathy Linton, hija de la difunta. Esta es otra razón por la que Cumbres Borrascosas no es una novela romántica. En la estructura clásica de la novela romántica, el final viene con la unión de los dos personajes. Sin embargo, aquí el hilo argumental continúa después de la muerte de uno de los supuestos “protagonistas” del romance. Porque lo importante de esta novela no es el amor: si no el odio y la venganza que se viene arrastrando desde el inicio de la historia.

Fiel a los elementos de la novela gótica, Cumbres Borrascosas nos presenta una maldición que continúa en la segunda generación con Cathy Linton, hija de Catherine y Edgar, Linton HeathCliff, hijo de Isabella y Heathcliff, y Harenton, hijo de Hindel, el hermano de Catherine. 

Por último, años después y en lo que viene siendo el inicio del libro, el narrador vuelve a ser el señor Lockwood y con él conocemos el desenlace de la historia.

Heathcliff y Catherine: personajes condenados

La pareja de personajes que desencadenan las tragedias, representa el foco central de las emociones en la narración, pero termina funcionando como causa de otras uniones, todas ellas saturadas de un apasionamiento incontenible. Sus emociones desenfrenadas dan ambientación a la historia.

La escritura de Emily Brontë fue fuertemente influenciada por Lord Byron y Walter Scott. Es un hecho que Heathcliff tiene los componentes de lo que se conoce como el Héroe Byroniano un personaje heróico de la novela romántica que no es perfecto. Llamado así por el poema narrativo de Lord Byron: Las peregrinaciones de Childe Harold. Sus características son: Misterioso, astuto, emociones en conflicto, exiliado, desprecio por la alta sociedad, pasado oscuro, no acata las normas sociales. Heathcliff viene siendo el paradigma del resentimiento y la obsesión,

Catherine, por su parte, es una mujer feroz, egoísta y violenta. Se casa con Linton, a pesar de declarar que ama a Heathcliff, lo que posiciona a la historia en un conflicto imposible de resolver. Ella misma termina teniendo mala relación con ambos y maldice a Heathcliff con visitarlo después de muerte. Cosa que, de hecho, realmente sucede. 

Otra de las grandes controversias de la novela fue la forma descarada en la que Emily construyó a sus personajes femeninos. Las mujeres en Cumbres Borrascosas dicen todo lo que piensan y actúan según sus pasiones. Esto supuso una ruptura absoluta de los cánones del decoro que la Inglaterra victoriana esperaba y exigía a sus novelas. Emily vivió en un momento histórico en el que las mujeres no tenían derechos ni oportunidades y al casarse perdían incluso su propia vida y pasaban a ser posesión de sus esposos por lo que al escribir la novela, desarrolló un subgénero del gótico: el gótico polémico. Una forma de convertir la obra en una protesta social, para señalar los fallos de su época.

Emily Brontë fue una mujer en la época victoriana, hija de un clérigo anglicano y proveniente de una familia pobre de la zona rural. Con una capacidad imaginativa impresionante, un espíritu férreo y una habilidad para el autoaprendizaje, ella logra consagrarse como una de las escritoras inglesas más influyentes del mundo creando una de las novelas más poderosas en la historia de la literatura.

Escribí esto porque realmente espero que las personas que han leído el libro y no les gustó puedan acercarse a la novela desde otra perspectiva y apreciar los puntos que la sitúan entre las narraciones más importantes del gótico.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s